A tan sólo 2 km de Fuencaliente, un pintoresco pueblecito de Ciudad Real, limitando con Córdoba, nos puede localizar en el punto kilométrico 102 de la Carretera N. 420, pero aislado y apartado de la misma por el río Pradillo y su bosque de ribera formado por alisos y fresnos. El Hotel Sierra Madrona ocupa un edificio de moderna planta construido en 1992, está decorado de manera muy personal, utilizando materiales naturales del entorno (hojas, flores, mariposas, trofeos de caza, raíces…) y con sólo asomarte a la ventana te integrarás en el verde de la naturaleza. Podrás ver en primavera praderas de peonías y ranúnculos, espinos, jaras, brezos y romeros, bajo el verde de la hoja nueva de quejigos, fresnos, alisos y otras especies. Ver y escuchar la berrea en otoño, o un paseo por los desnudos bosques de invierno, incluso pisando la nieve. En verano, un amanecer a caballo, y después un baño en la piscina, comida en el restaurante, siesta y una cena en una de nuestras terrazas escuchando el agua de las fuentes que rodean el hotel. Estamos estratégica y positivamente aislados para ofrecerles un servicio tranquilo, relajado, familiar, fuera del estrés y a la medida de sus iniciativas en un establecimiento concebido tanto para el descanso como para el ocio activo. En el centro de un jardín natural puede disfrutar de una cocina y descansos merecidos